LA MEJOR DE LAS CREMAS EN FORMA DE HILOS

Desde los 35 años y hasta los 70, nos podemos permitir el lujo de reforzar nuestra piel con los HILOS PDO. Distribuidos por todo el rostro y cuello hacen que nuestro organismo genere su propio colágeno reforzando el grosor de la piel. Conocido como “el lifting japonés” estos hilos reabsorbibles nos brindan sus beneficios durante por lo menos un año y medio.