ELLANSÉ

ELLANSÉ

¿Qué es?

ELLANSÉ es un revolucionario REDENSIFICADOR con una composición única de un 70% de soporte de gel a base de carboximetilcelulosa (CMC) y 30% de microesferas de policaprolactona (PCL).

¿Para qué sirve?

Conseguimos:

· Mejorar el tono cutáneo al regenerar de forma natural la producción de elastina y colágenos I y III, que estimulan el rejuvenecimiento de la piel, aportando elasticidad, vitalidad y mucha mayor luminosidad.

· Frenar o al menos retardar la laxitud al crear una red vectorial que actúa como soporte, reposicionando los tejidos y aportando firmeza a la piel.

· Atenuar las arrugas que se originan como consecuencia de la flacidez

· Recuperar el óvalo de la cara

· En edades tempranas es una técnica magnífica como prevención de la flacidez

¿En qué consiste?

La técnica consiste en hacer los depósitos de ELLANSÉ en la piel, en distintos planos y de forma homogénea o en bolos, según las necesidades de cada zona. Para esto empleamos una cánula finísima que nos permite colocar el producto allá donde será más efectivo. La ausencia de agujas reduce al máximo el riesgo de posibles hematomas. Es normal la aparición de una ligera inflamación y/o enrojecimiento que con los cuidados adecuados desaparecerán en muy poco tiempo.

La incorporación a la vida cotidiana es inmediata.

¿Dónde se aplica?

Las zonas tratadas con más frecuencia son:

o Cara

o Cuello

o Manos

o Rodillas

 

¿Cuántas sesiones?

Lo habitual es realizar una única sesión de unos 15 minutos de duración. Después es posible realizar retoques en cualquier momento pero se recomienda esperar 3 meses para permitir que el tratamiento haga todo su efecto.

Resultados

Los resultados se ven a partir del mes, mejorando cada semana y alcanzando el resultado óptimo a los 3 meses. Éste se mantiene de 1 a 4 años dependiendo del tipo de ELLANSÉ empleado. Otros factores determinantes son la edad, el tipo de piel, la cantidad de colagenasa (enzima convertidora del colágeno) de cada persona así como de las características individuales de cada uno (consumo de tabaco, alcohol, dieta hipoproteica, exposición solar inadecuada, etc.). Aunque este tratamiento nunca remplazará al lifting quirúrgico, si que podría evitarnos el pasar por un quirófano.

Se pueden optimizar los resultados combinando esta terapia con tratamientos como Hilos Silhouette Soft, Plasma Rico en Plaquetas (PRP) o Vitaminas.